domingo, 25 de enero de 2009

Underwater Moonlight - The Soft Boys (1980)

Underwater moonlight sets your body free


1.- I Wanna Destroy You (Hitchcock)
2.- Kingdom Of Love (Hitchcock)
3.- Positive Vibrations (Hitchcock)
4.- I Got The Hots (Hitchcock)
5.- Insanely Jealous (Hitchcock)
6.- Tonight (Hitchcock)
7.- You'll Have To Go Sideways (Hitchcock)
8.- Old Pervert (Hitchcock / Rew / Seligman / Windsor)
9.- The Queen Of Eyes (Hitchcock)
10.- Underwater Moonlight (Hitchcock)

¿Cuándo y cómo es que el mundo se olvidó de los Soft Boys, si es que alguna vez tomó nota? Más allá de los adverbios que los críticos suelen acuñar para matizar lo injusto - o no - de tales olvidos, la situación le abre las puertas a una especie de fascinado morbo en el oyente que se cruza, tal vez de casualidad, con uno de estos álbumes infrecuentados, sin huella. Dicho de otra forma, es imprescindible que existan discos poco conocidos y escasamente enunciados, para que dedicarse a la melomanía goce de un justificado encanto (o reafirme su sentido elitista). Underwater Moonlight es uno de esos álbumes que, al descubrirlos, nos hacen sentir especiales: dueños de un secreto.

Los Soft Boys eran - o fueron - un cuarteto surgido en Cambridge (Reino Unido) en 1976, liderado por el guitarrista y compositor Robyn Hitchcock, quien luego de publicarse este disco se bifurcó en una extensa, arcana y ocasionalmente brillante carrera como cantautor con una banda propia llamada The Egyptians. El hombre, además de ser un músico prolífico y visionario, goza de una inclinación especial para abordar temáticas grotescas y hetorodoxas en sus letras, la cual aparece en pleno despegue ya con su banda original.

Underwater Moonlight, segundo long-play de la banda después del más despeinado A Can Of Bees y último hasta Nextdoorland - una inesperada reunión en 2002 - posee la inusual ventaja de ser potencialmente atractivo tanto para el aficionado al rock clásico de los tardíos años 60's como para el seguidor del britpop moderno y el amante de la irreverencia punk. Tal sincretismo hace difícil asociar esta música a un género, nicho o época específica, impregnando su encanto de una universalidad intoxicante. En todo caso, si hay un año al que el estilo no parece remitir demasiado es a 1980; irónicamente, el momento preciso en el que fue publicado.

Las diez canciones de Underwater Moonlight abrevan de incontables fuentes, reflotando una marcada impronta neo-psicodélica que puede rastrearse en toda la segunda mitad de los 60's, desde los Beatles y los Byrds hasta Hendrix, el primer Pink Floyd y The Velvet Underground. Sin embargo, no puede concluirse que los tipos simplemente se hayan dedicado a refritar pasadas glorias; una agresividad propia de las bandas punk de la época, así como un tufillo poco disimulado a himno de estadio setentoso se infiltran en la receta, haciendo germinar un combo extrañamente original - aunque no revolucionario. Es gracias a este disco que los Soft Boys son señalados como los pioneros absolutos del "revival" psicodélico de los 80's, un movimiento marginal pero vigoroso que daría cabida a una gran cantidad de grupos guitarreros alternativos (el ejemplo más conspicuo es R.E.M.) en una década tiranizada por los sintetizadores y las máquinas de ritmos.

Los viejos pervertidos.

Justamente, si un adjetivo calificativo le hace honor a Underwater Moonlight, ése es el de "guitarrero". Desde la explosión de I Wanna Destroy You hasta el épico telón final de la pista titular, Robyn Hitchcock y Kimberley Rew - el otro guitarrista de la banda - no se cansan de apabullar al oyente con una incesante colección de riffs, arpegios, reverbs y tramas melódicas que deleitarán sin pausa a cualquier oído aficionado a la guitarra eléctrica, y al buen rock en general. El sonido es tan refrescante que aún hoy otorga la sensación de estar escuchado un álbum recién publicado; es ese entusiasmo, ese insuperable regocijo de lo nuevo.

Dentro de su estilo retro más o menos uniforme - en donde el "modo jam" de A Can Of Bees ha sido atemperado en favor de rebordes más definidos - hay para gustos diversos. I Wanna Destroy You, la obertura del álbum, es un power-pop algo prosaico pero desbordante de una energía y una convicción imposibles de templar. Escuchando ese estribillo, se adueña del oyente la certeza de Hitchcock, efectivamente, va a destruir a quien sea la pobre infeliz que se haya cruzado en su camino. La grandiosa Kingdom Of Love, con su bizarra metaforización del amor como "eggs under my skin" y "tiny insects showing thorugh", es una orgía inolvidable de riffs y más riffs. Positive Vibrations sorprende con un desaforado solo de sitar. I Got The Hots sublima a la perfección a la Velvet con Syd Barrett y Insanely Jealous tiende rechinantes puentes entre la acidez y la paranoia más extrema. Tonight arranca como AC/DC, mientras que el instrumental You'll Have To Go Sideways suena como un jam cazado al vuelo del Floyd temprano. La sucia Old Pervert succiona al oyente con un groove a mitad de camino entre la cacofonía rítmica de Hendrix y la fiereza de los Rolling Stones. La preciosa The Queen Of Eyes parece salida del mejor álbum de los Byrds. Por último, el arrebatador epinicio britpop Underwater Moonlight, con ese eufórico, radiante coro vocal, lleva las cosas a término con la extravagante fábula de una pareja de estatuas que cobra vida.

Underwater Moonlight es, como quien dice, una escucha perentoria para cualquier adorador o adoratriz del rock (de guitarras, por si acaso existe otro) que pulule por la faz de la tierra.




BAJAR ALBUM
(256kbps)


Ver al dorso:
The Soft Boys - A Can Of Bees (1979)

5 comentarios:

Chino dijo...

¡Este lo tengo! Admito que no lo he escuchado lo suficiente.

De todas formas, me acuerdo que en un punto de la fiesta Stop Making Sense, donde ud. cumplió su función como DJ oficial, pasó "Kingdom of love".

Juan Ramón Velázquez Mora. dijo...

¡Qué milagro!

As: Brain Damage - Pink Floyd.

Atte: Juan Ramón Velázquez Mora.

Samuel dijo...

Mientes! El disco lo subiste a 256 kbps :) Bien, porque yo lo tenía a 192, suerte de mi curiosidad que me hizo descargarlo por si había algo nuevo. La edición que tengo yo incluye 8 bonus track! Son bastante buenos, sobretodo una especie de suite llamada "Where Are The Prawns?", y un destacable cover del tema de Barrett "Vegetable Man".

Mis favoritas del disco en sí son "Kingdom of Love", "Tonight" y la pista titular, que tiene un estribillo que una vez oído no sale jamás de tu mente. Aunque todas tienen un gancho u otro.

Parece que hace más gracia hallar una joya de los 80 que una de los 70, no? Para la próxima recomienda algo de música clásica, sería interesante.

Saludos!

Julián dijo...

Me falta escucharlo más, pero aún así, debo decir que "Underwater Moonlight" es un temazo.

Genial que hayas vuelto a escribir una revisión. Ojalá estos seis meses pasen rápido para poder leer la siguiente.

As: Ayer la vi-Don Omar

Atte: Julián Alberto Fonseca Moreno

Anónimo dijo...

Bien por tu blog, en taringa no lo pude bajar este disco y buscando por google apareces posicionado tercero. Mejor a simlpe vista, pero por impresiones concretas el tuyo que el que esta primero en la lista de google. AHora lo hojeo.Gracias por el disco que todavia no lo esuche pero por un par de referencias y un par de temas esuchados calculo que sale. Abrazo loco, y viva martin palermo y la revolucion proletaria.